El Canto

“El Canto”, llamado así por los vecinos del municipio, ha sido siempre un elemento especial y algo importante a respetar. Por las calles aún se escucha la leyenda que si se moviera el pueblo se inundaría de agua. Su origen se remonta a la Baja Edad Media cuando un hombre llamado Minaya, alcalde real, dibujaba por esta comarca una línea de demarcación que partiría los términos meridionales de la ciudad de Segovia con las tierras de Alhamín, Maqueda, la Mitra arzobispal de Toledo, Olmos y Madrid. Si embargo la posesión segoviana “de derecho” sobre Canmayor no llegaría hasta el 12 de diciembre del año 1208. Aquel día, el rey castellano Alfonso VIII, estando en Segovia, otorgó un privilegio en latín por el cual concedía a dicha ciudad sus confines o “extremos” y en el que se partían términos con otras jurisdicciones. Este privilegio es conocido como “La Bolsilla” por los segovianos. Las tierras de Canmayor pasaron a configurar lo que sería el sexmo de Casarrubios, uno de los más extensos allende la sierra . Nuestro “Canto” era, nada más y nada menos, uno de aquellos mojones que el alcalde Minaya había establecido para delimitar la tierra de Segovia con la de Camarena.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Creado por ®EstiloCorporativo

Llamar

E-mail

Cómo llegar